Tools
Search
Login

Bulimia

E-mail Imprimir PDF

Bulimia

¿Cuáles son las causas de la bulimia o la anorexia?

Es muy difícil generalizar, es cierto que existen ciertos puntos y de aparición frecuente teniendo en cuenta en que cada factor se combina de manera distinta en cada persona.

Entre ellos se encuentran las siguientes características;

Factores Individuales. Miedo a madurar. La pubertad y la adolescencia, son dificultades para aceptar un cuerpo que transmite el mensaje de que ya ha dejado la infancia. Se estancan en la niñez, o bien perciben el temor de sus padres y carecen de estímulos para entrar en el mundo adulto. Problemas con la autonomía y la autoestima: Viven pendientes de lo que otros esperan de ellas. Sienten la obligación de ser siempre “adecuada”. Proclive a desarrollar conductas compulsivas, sentimientos de soledad, excesiva auto-exigencia, etc.

Factores Familiares. Dificultades en la comunicación y la expresión de los sentimientos, excesiva preocupación de los padres, excesiva exigencia en el rendimiento escolar, etc. En algunos casos la anorexia o bulimia representa un modo de expresar las distintas dificultades en el seno familiar.Excesiva sobre-protección parental. Historias familiares que incluyen depresión, alcoholismo, etc. Y en algunos casos la existencia del abuso sexual o físico.

Factores Socioculturales. Camino a la perfección y al autocontrol: “Para alcanzar la perfección es necesario mantener el cuerpo ideal, a cualquier costo”. Tendencia a controlar todo en sus vidas, “deberían saber hacer todo bien”. Excesiva preocupación por el cuerpo, asociando dichos factores al éxito y la felicidad.

Factores Laborales. El desarrollo de una actividad ligada a la delgadez del cuerpo, como por ejemplo la danza, podría significar un factor predisponente debido a las exigencias que suelen imponerse en los ámbitos ligados a ello.

Conductas

Preocupación constante por la comida (hablar de peso, calorías, dietas...). Atracones, comer de forma compulsiva, esconder la comida.Pánico a engordar. Evitar el hecho de ir a restaurantes o fiestas y reuniones donde se vea socialmente obligado a comer. Acudir al lavabo después de comer. Vómitos auto-provocados, y abuso de laxantes o diuréticos. Usar fármacos para adelgazar. Realizar regímenes y dietas rigurosos. Irritabilidad. Chupar y escupir y almacenar la comida. Mentiras. Comportamiento sexual que va de la abstinencia a la promiscuidad.

Signos fisiológicos

Inflamación de las parótidas. Pequeñas rupturas vasculares en la cara o bajo los ojos. Irritación crónica de la garganta. Fatiga y dolores musculares. Erosiones dentales (pérdida de piezas dentales, caries). Oscilaciones de peso. Insomnio. Problemas digestivos. Vértigo y dolores de cabeza. Daños renales y hepáticos. Irregularidades menstruales. Abrasiones en el dorso de los dedos.

Cambio de actitud

Modificación del carácter (depresión, sentimientos de culpa u odio a sí mismo, tristeza, sensación de descontrol...). Severa autocrítica. Negación de la enfermedad. Dificultad de concentración. Desinterés sexual. Negación de las sensaciones de hambre, cansancio y sueño. Necesidad de recibir la aprobación de los demás respecto a su persona.Cambios en la autoestima con relación al peso corporal. Obsesión por el peso y la figura. Conocen las calorías y las grasas de los alimentos. Comen en forma de atracones a escondidas y/o controlan el peso haciendo regímenes muy estrictos.

Línea de prevención, orientación y soporte terapéutico

Ante cualquier duda que se le presente, acerca de estas patologías

que cada vez afectan a más  personas, no dude en llamarnos.

El horario es de lunes a viernes de 10 a 20 h.

616 276 434  - 666 027 931