Tools
Search
Login

Visión

E-mail Imprimir PDF

vision-de-futuroNuestra Visión es que cada persona es única y completamente especial: y aunque aparezcan síntomas, su significado para cada persona es absolutamente particular e insustituible. Entonces, las etiquetas, no existen, sabiendo que no hay bulimicas, sino personas que padecen de bulimia. Ni tampoco se es anoréxica, sino que se sufre de anorexia. Y de la misma manera, no hay obesidad, personas que sufren de obesidad.

Con esto queremos trasmitir, que podemos hablar de rasgos, casos, situaciones en común en la mayoría de las personas con trastornos alimentarios, pero de ninguna manera los conocimientos teóricos deben anteponerse a la realidad de la persona.

No hablamos de “patologías” sino mas bien de la persona que desarrolla un “síntoma” como medio para adaptarse a una situación vital actual y no conoce la forma de manejarlo. Es por ello, que nuestra intención es realizar “un traje terapéutico a medida” para cada persona.

Todos nuestros síntomas tienen una interpretación única y profunda en nuestras vidas. Estos, nos envían mensajes para que los interpretemos y precisamente de ello, dependerá nuestra recuperación.

El síntoma cumple una función: llamarnos la atención interrumpiendo bruscamente nuestra rutina de la vida diaria, nos atrae la atención y por lo tanto también nuestro interés y mucha de nuestra energía, impidiendo fluir con normalidad en nuestra vida. Así, evidentemente nos llama la atención, lo queramos ó no.

La lucha para terminar con él nos demanda atención y dedicación, consiguiendo que estemos pendientes de ello. Cuando, lo que realmente no debemos es eliminar el síntoma sino prestar atención, y observar la causa de su aparición. Por lo tanto nuestra invitación es ”observar y mirar más allá“. Podemos entonces ver que la enfermedad es un estado que nos indica que la conciencia del individuo, ha dejado de estar en orden ó en armonía. El síntoma es el “aviso” de que algo falla, de que algo sucede.
En el tratamiento de los Transtornos Alimentarios, a excepción de situaciones de “riesgo vital” que necesitarán el adecuado internamiento hospitalario; ha de existir coordinación del equipo terapéutico para aplicar en cada momento lo más adecuado, que permita al paciente sentirse atendido en cada fase e ir recuperando de nuevo su autoestima. La normalización de la ingesta es un logro a recuperar, pero no en todos los casos será adecuado mantenerla como primera premisa al iniciar el tratamiento.  

El apoyo, la comprensión, el respeto, la escucha y la paciencia, son esenciales para emprender el camino de la recuperación.

Línea de prevención, orientación y soporte terapéutico

Ante cualquier duda que se le presente, acerca de estas patologías

que cada vez afectan a más  personas, no dude en llamarnos.

El horario es de lunes a viernes de 10 a 20 h.

616 276 434  - 666 027 931